Archivo mensual: octubre 2009

Donde la droga marca las reglas de vida

Radiografía de la 5ª, un sector del este de la ciudad de Córdoba, donde en los últimos años se asentaron peligrosas bandas dedicadas a la venta de estupefacientes. Crímenes, venganzas a los tiros, secuestros, todo se conjuga en esta zona.

Por Juan Federico

El narcotráfico está forjando “no un orden ilegal, sino un orden paralelo que genera sus propios códigos e ignora olímpicamente a las instituciones… En una metáfora infantil, podríamos decir que el juego de policías y ladrones está agotado y que el nuevo juego consiste en la disputa entre ladrones en un mundo propio en el que la policía es una figura ‘accesoria’” (Rossana Reguillo, antropóloga mejicana).

Eran poco más de las 18.30 del martes 15 de setiembre. La intensidad de los balazos esta vez sí despertó la curiosidad de los vecinos, acostumbrados a la fuerza a convivir con los estampidos de los tiros.

Todo se desencadenó en rápidos segundos. Cuando Víctor Hugo Moyano (44) iba en moto a su casa, un auto le salió al cruce en la esquina de Pedernera y Monteagudo, en barrio Müller, en la zona este de la ciudad de Córdoba.

El hombre (conocido en el barrio como “el Petiso Rojas”, por el apellido de su pareja) perdió el control del rodado y aterrorizado cayó al piso. Antes de dar contra el suelo, ya sabía que estaba perdido. Del vehículo se bajó un viejo conocido que comenzó a gatillar. Uno tras otro fueron dando los balazos en el cuerpo del “Petiso”. Malherido, se arrastró como pudo, hasta que cayó moribundo.

Al cesar los disparos, con el arma todavía caliente, el asesino dio media vuelta y se encargó de que toda la cuadra se acordara de su rostro. Luego, subió al auto y el conductor aceleró a fondo. Sigue leyendo

La raptaron para prostituirla en Córdoba

Siempre que se publican en los diarios historias como la que sigue, a continuación los lectores que dejan comentarios en las páginas de internet donde leyeron la información comienzan con una serie de cuestionamientos. Tras aclarar que saben “que la trata de personas es algo horroroso que existe”, empiezan a poner en duda lo que acaban de leer. Que seguro se trató de una joven que quiso tener una aventura y le salió mal, que se trata de una mentira porque se escapó con un “noviecito”, que se fue de copas y como se le hizo tarde inventó esta historia, que… Así, diciendo que algo existe pero negando cuando lo tienen frente a sus narices, contribuyen a proseguir con el mito machista del ideal de la “puta feliz”. Es decir, insisten en el auto engaño de creer que esa mujer que consumen en una habitación de un prostíbulo se deja penetrar por un desconocido sólo porque le gusta. Nunca el cliente de los burdeles está demasiado interesado en averiguar quiénes son esas mujeres, de dónde vienen y porqué están allí. Y no lo hace porque estos silencios le permite seguir alimentando ese mito que lo deja satisfecho después de pagar por un poco de sexo.

Por Juan Federico

Una joven de 23 años denunció que fue secuestrada en la ciudad de San Juan, cuando salía de su trabajo, y que los captores, luego de suministrarle un somnífero, la trasladaron en auto hasta la ciudad de Córdoba. Afirmó que mientras estuvo cautiva, la quemaron con cigarrillos. Logró escapar y relató lo sucedido en la Unidad Judicial de la Mujer y el Niño. La Policía la custodió hasta que tomó el ómnibus de regreso a su provincia.

En las próximas horas la denuncia pasará al fuero federal, ya que se sospecha de un caso de trata de personas.

Sigue leyendo

Políticas erráticas ante el narcotráfico

Por Javier Benavídez (Comisario mayor (R). Ex jefe del Dpto. Programas de Prevención de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico. Policía de la Provincia )

Recientemente se conoció extraoficialmente la disolución del Departamento de Prevención de las Adicciones, dependiente de la Dirección General de Lucha Contra el Narcotráfico de la Policía de la Provincia de Córdoba, lo que me llevó a realizar algunas consideraciones, en virtud del interés publico que logró el accionar de esa dependencia en la sociedad cordobesa.

Fue un ícono preventivo de la policía; de su gestión nació el Programa Jóvenes Preventores, único a nivel nacional por sus características, del que participaron más de 100 mil jóvenes de Córdoba y de provincias vecinas. A lo largo de sus siete años de implementación, capacitó a miles de docentes y asistió a otras tantas familias.

Este departamento respondía desde una función social, no como un mero asistencialismo, sino –por el contrario– con una estrategia racional calculada sobre la comunidad, que pretendía vuelva al Estado como una fuerza social capaz de dar cuenta de las causas que originan este síntoma de una cultura del malestar. Sigue leyendo

Narcotráfico, ¿una investigación imposible?

Por Juan Federico

Es un reclamo histórico de la Policía de Córdoba: la cantidad de trabas que, según los uniformados, tienen para realizar una investigación de narcotráfico. Incluso para un operativo sencillo, como sería cerrar un “quiosco”, los efectivos deben realizar una serie de pasos burocráticos.

¿Cómo es el procedimiento usual? Luego de que llega una denuncia telefónica a la Policía, se comienza una investigación para corroborar ese dato. Desde la fuerza, aclaran que, si bien las llamadas son anónimas, se realiza una serie de preguntas al denunciante para despejar, desde el inicio, aquellas informaciones falsas (de 10, la mitad son mentiras).

También el dato sobre un “quiosco” se obtiene de boca de informantes, muchos de los cuales están vinculados al narcotráfico y pasan a figurar como “arrepentidos”.

“Hay ‘narcos’ que mandan al frente a otros para eliminar la competencia”, explicó el comisario Rafael Sosa.
Sigue leyendo

El mapa de la droga en Córdoba

mapadroga-cba

Por Juan Federico y Claudio Gleser

– Toc, toc, toc.

Fueron tres golpes en la puerta los que oyó el hombre en su casa de barrio Colonia Lola, en la ciudad de Córdoba. Ni bien abrió, vio a un niño.

–¿Qué querés?– le preguntó.

–La plata.

El hombre respondió que no tenía dinero y cerró la puerta. No pasaron 10 minutos, cuando otros golpes se oyeron. Esta vez, más fuertes. Al abrir, se topó otra vez con el chico y su madre. “¿Qué quieren?”, dijo. La mujer no anduvo con vueltas: “La plata que tu hijo me debe”.

La conversación se extendió unos minutos más, en los que el dueño de casa se enteró de que su hijo era adicto y que le debía a su proveedora (dealer).

La escena, ocurrida hace pocos días, sirve para graficar cómo operan los “quioscos”, estas pequeñas redes de comercialización de drogas y a la vez último eslabón en la cadena del narcotráfico en la ciudad de Córdoba. De la mano del aumento del consumo de estupefacientes, los “quioscos” han tenido una vertiginosa explosión y ramificación.

“¿Dónde hay ‘quioscos’ en la ciudad? Imaginate que tirás un puñado de arroz sobre un mapa. Hacé de cuenta que donde cae cada grano, ahí se vende”, comenta, un poco en broma, un poco en serio, un investigador policial de vasta trayectoria.

La cantidad de “quioscos”, según información de la Policía, da escalofrío. En 2008 se denunciaron unos 700. En lo que va del año, se apuntó una cantidad similar. Y, de acuerdo a una proyección, a fin de 2009 la cifra podría llegar a 1.400. Sólo fueron cerrados unos 75.
Sigue leyendo