Archivo mensual: enero 2011

Un drama social con poca contención en la provincia

Hasta ahora, son escasas las respuestas oficiales ante el avance de la venta y el consumo de drogas. Faltan más políticas publicas, según los programas asistenciales que se conocen.

Por Juan Federico

En la Justicia provincial, los fiscales de Cámara que todos los días asisten a juicios por causas penales no dudan en señalar a la droga como un factor importante detrás de estos casos. “De los que llegan a juicio por delitos contra la propiedad, la mayoría reconoce ser consumidor; de 10 acusados, siete u ocho dicen tener relación con algún tipo de sustancia”, afirma el fiscal Hugo Almirón.

De esta manera, la cárcel se vislumbra hoy casi como la única “salida” ante este drama social cada vez mayor. Sigue leyendo

Cuando los “narcos” se aprovechan de las crisis

Por Juan Federico

A partir de la crisis de 2001, con la debacle económica y la devaluación, la mano de obra de desesperados creció en el país, por lo que los traficantes comenzaron a encontrarse con un ejército de desocupados que podía ser tentado, además de otras facilidades, con las fronteras permeables para traer la pasta base desde Bolivia.

Hoy, ya nadie se atreve a dudar de que en Córdoba hay una gran cantidad de “cocinas”, donde todas las semanas se producen kilos y kilos de clorhidrato de cocaína, tanto para consumo interno como para transportarlo a Europa. O sea, narcotráfico a toda escala.

En cuanto al tráfico interno en la provincia, en muchos barrios de la ciudad de Córdoba, e incluso en algunos núcleos urbanos del interior, en estos años se ha ido estructurando una suerte de “parasociedad” articulada en torno de la economía “narco”. Sectores enteros que sobreviven gracias a las regalías de la droga: taxistas que sólo llevan a adictos hacia “quioscos” donde trabajan mujeres y niños, y éstos que hacen de “cadetes” con pedidos de droga a domicilio. Otros cobran por guardar la droga y muchos jóvenes sólo tienen que avisar cuando ven algún movimiento “extraño” en la zona.

Publicado en el diario La Voz del Interior, Córdoba, Argentina, el domingo 23 de enero de 2011.

La mano de obra barata de los “narcos”

La historia de un joven de familia humilde que dejó el colegio y no tiene trabajo firme. Cuando era adolescente, sumergido en la adicción, participó en violentos asaltos.

Por Juan Federico

Veinticinco años. Hijos pequeños. Secundario abandonado en primer año. De ahí, una vida de vagancia, droga y delincuencia. Probó de todo, tanto en el consumo como en el delito. Se equivocó más de una vez. Estuvo detenido y por fortuna no asesinó a un colectivero. Hoy, ya no quiere vivir más así. Dice que quiere cambiar, dejar el hampa y las drogas. Y se enfrenta a dos opciones: realizar changas por las que recibe 50 pesos por 10 horas diarias de un trabajo que sólo dura unas pocas jornadas o “cocinar” clorhidrato de cocaína para una banda “narco” que le ofrece tres mil pesos por mes.

Sentado en una plaza, con un cigarrillo de tabaco entre los dedos, F. comienza a relatar su historia desde cuando tenía 13 años. “De todo”, dice cuando se le pregunta qué sustancias le fueron cambiando la vida. “Fana, pastillas, diluyente, ‘faso’ (marihuana) y droga (cocaína), ‘paco’”, enumera, abriendo la mano izquierda. Sigue leyendo

Argentina, en el mapa mundial de la cocaína

Por Juan Federico

Los 944 kilos de cocaína que tres argentinos, los hermanos Gustavo y Eduardo Juliá y Gastón Miret -hijos de ex brigadieres con altos cargos en el gobierno de Carlos Menem y en la última dictadura militar- intentaron ingresar el domingo 2 de este mes a España está lejos de ser una excepción. En los últimos tiempos, han sido varias las noticias sobre importantes cargamentos de droga que partieron de Argentina a Europa, pese a que sólo se conocen aquellos operativos con secuestros positivos.

¿Por qué el país aparece cada vez más seguido en el mapa internacional de la cocaína? En un libro revelador que aún es difícil de hallar en las librerías locales, Mafia export (come ‘Ndrangheta, Cosa Nostra e Camorra hanno colonizzato il mondo), el sociólogo italiano Francesco Forgione, ex presidente de la comisión antimafia del parlamento de su país, expone el carácter transnacional del tráfico de drogas, monopolizado por tres grandes mafias: la Camorra, la ‘Ndrangheta y la Cosa Nostra. Sigue leyendo

¿Por qué se está asentando el narcotráfico en Córdoba?

Por Juan Federico

En los últimos años, en un periodo coincidente entre el fin del menemismo y la crisis de 2001, la venta al menudeo de cocaína, marihuana y pastillas se expandió de manera significativa en la provincia de Córdoba. Aunque desde hacía décadas la droga estaba asentada en distintas ciudades cordobesas, el colapso financiero de la primera década del nuevo siglo empujó a que el flagelo se tornara estructural en buena parte de la provincia. ¿Cómo es esto? Hoy, en la ciudad de Córdoba y en las cabeceras de los principales departamentos, nadie se sorprende por la presencia de la droga. Rudimentarios “quioscos” que trabajan a horarios insólitos y aunque todos los vecinos saben que allí se vende droga  siguen abiertos sin ser molestados por la Policía ni la Justicia. “Cocinas” precarias donde se fabrican más de 10 kilos semanales de cocaína que viajan en autos de un barrio a otro, o de una ciudad a otra, pasando por las narices de los controles de la Policía Caminera, atenta a los focos quemados pero sin la capacidad para “olfatear” a un narcotraficante. Tareas de inteligencia atrasadas, que siempre van detrás de la vertiginosa dinámica de los traficantes. Y cárceles que se saturan sólo con los últimos eslabones de este fenomenal negocio, prisiones llenas de pobres infelices que vendían droga por la ventana de sus casas.

¿Por qué nadie persigue en Córdoba a los narcotraficantes que se quedan con el dinero “gordo” del negocio? ¿Por qué las bandas que son detenidas por la Policía sólo son de tres o cuatro miembros? Hace años que en la provincia no se conoce ninguna investigación seria y eficiente que permita desbaratar una organización completa de narcotraficantes. Es imposible pensar que en sólo cuatro personas se termina una banda “narco”, cuando todo el proceso, aunque sea para fabricar 10 kilos de clorhidrato de cocaína demanda una estructura de gente mucho más vasta: el que la vende en Bolivia, la “mula” que lleva el dinero y trae la pasta base a Córdoba, el que recibe la droga, el “cocinero” que la mezcla con los químicos que otra persona le provee y que a su vez la compra en laboratorios químicos inescrupulosos. Sólo en este repaso, contabilizamos seis personas y aún faltan de nombrar el que distribuye la cocaína ya elaborada en un sinfín de “quioscos” y proveedores (“dealers”) que son los que terminan transando con los clientes. Sigue leyendo

Más de tres intoxicados graves al día

Es el promedio de atenciones por exceso de drogas y alcohol del Hospital de Urgencias de la ciudad de Córdoba.

Por Juan Federico

Durante 2010, el Hospital de Urgencias de la ciudad de Córdoba tuvo 1.341 emergencias relacionadas de manera directa con intoxicaciones, tanto con alcohol como con psicofármacos y drogas ilegales. La cifra, que surge de la estadística anual elaborada por el centro de salud, continúa la tendencia de los últimos cinco años, en los que, en promedio, se han atendido entre tres y cuatro pacientes por día por esta causa.

No obstante, el jefe de Toxicología del hospital, Daniel Gómez, advirtió que en realidad el número de pacientes que ingresa a la guardia tras haber ingerido alcohol o drogas es mucho mayor al del dato estadístico. Explicó que se presume que detrás de la mayoría de los accidentados en tránsito o de los heridos en riñas callejeras existe un consumo que no es medido en la estadística.

“Si nos permitieran hacer dosaje de sangre a los pacientes –algo que vengo pidiendo desde hace años, sin éxito– nos daría que alrededor del 80 por ciento de los que llegan al hospital ha consumido alcohol en exceso o drogas”, aseguró. Sigue leyendo