Archivo mensual: febrero 2012

“Marita” Verón, el juicio: las pruebas son testimoniales y la Justicia quedó muy cuestionada

Tras las dos audiencias en las que declaró Susana Trimarco, surgieron las bases en la que se asienta la acusación / Y quedó al descubierto serias falencias de investigación judicial.

Por Juan Federico

Cuando mañana a las 8.30 Susana Trimarco se siente por tercera vez frente al Tribunal de la Sala Penal de San Miguel de Tucumán, la mujer ícono de la lucha contra la trata de mujeres continuará desnudando a la justicia de su provincia y de La Rioja.

En sus dos primeros testimonios, que se extendieron por horas en las mañana del miércoles y jueves pasado, la madre de María de los Ángeles Verón (desaparecida el 3 de abril de 2002, a los 23 años) dejó en claro que tras el secuestro de su hija a manos de una banda de traficantes de personas para explotación sexual, los poderes judiciales de ambas provincias tuvieron graves falencias.

Trimarco, con tono severo, relató como ella junto a su marido y el comisario Jorge Tobar, amigo de la familia, rescataron entre 2002 y 2003 a más de 10 jóvenes que eran explotadas en prostíbulos riojanos propiedad de Lidia Irma “Liliana” Medina y sus hijos José Fernando “Chenga” y José Gonzalo Gómez, tres de los 13 imputados que tiene este histórico juicio.

En un relato que estremeció a todos en la sala, incluso el presidente del Tribunal, Alberto César Piedrabuena, casi que le pedía disculpas cada vez que debía interrumpirla durante el testimonio, Trimarco desmenuzó uno a uno los padecimientos de estas mujeres y cómo ellas le dieron distintas referencias de haber visto a “Marita” a merced de Medina y sus hijos. Sigue leyendo

“A mi hija la apuñalaron, la violaron y la obligaron a tener un hijo”

En el segundo día consecutivo de declaración, Susana Trimarco reconstruyó a partir de los relatos de jóvenes que ella rescató de prostíbulos riojanos cómo operan estas bandas y qué pasó con su hija en los días posteriores a su secuestro.

Por Juan Federico

“Así, chiquita como soy, les voy a hacer frente. Esto no es un juego para ver quién gana y quién pierde; acá estamos para que aparezca ‘Marita'”, había advertido el miércoles Susana Trimarco, al declarar por primera vez en el histórico juicio que se ventila por la desparición de su hija, María de los Ángeles, “Marita”.

Y ayer, cuando volvió a sentarse en el estrado para continuar su relato de un calvario que ya lleva casi 10 años, la mujer ícono de la lucha contra la esclavización de mujeres volvió a mostrarse enorme.

Otra vez habló por más de tres horas, sólo interrumpida por 20 minutos de descanso. Antes y después, le enseñó a todos los presentes cómo operaban (y lo continúan haciendo, remacó) las bandas de trata de personas.

Con voz firme, segura, en medio de un silencio digno para escuchar todo lo que tenía para decir, Trimarco fue contando, a partir de los casos de más de 10 chicas que rescató en los primeros meses de su búsqueda de “Marita”, allá por 2002 y 2003, porqué ella, una mujer que se había dedicado a dar lo mejor de ella para sus hijas, debió descender al submundo de la noche, de la prostitución y la droga, aprender de mafias y descubrir a sus poderosos cómplices. Sigue leyendo

Trimarco explicó cómo operan las redes de trata

Por Juan Federico

En la última audiencia de esta semana, y por segundo día consecutivo, declaró el la sala Penal II de los Tribunales tucumanos Susana Trimarco, la madre de María de los Ángeles Verón desaparecida desde el 3 de abril de 2002. En el juicio están acusadas 13 personas oriundas de Tucumán y La Rioja.

Esta mañana, Trimarco retomó su extenso relató que había comenzado ayer durante más de tres horas, y en el que tildó de “atorrantes” a jueces, fiscales, políticos y policías, remarcando lo poco que hicieron para buscar a su hija y capturar a los culpables.

Hoy, la mujer ícono de la lucha contra la trata de personas continuó declarando y lo seguirá haciendo el miércoles de la semana que viene, cuando reanude el histórico proceso judicial.

En su declaración de esta mañana, que también fue de más de tres horas, Trimarco desmenuzó uno a uno todos los pasos de la investigación que ella y su marido debieron encarar por su cuenta dado la inacción de las autoridades que tenían que hacerlo. Sigue leyendo

Víctimas de la abulia

Por Juan Federico

“Así, chiquita como soy, les voy a hacer frente. Esto no es un juego para ver quién gana y quién pierde; acá estamos para que aparezca ‘Marita'”.

“¡Que me devuelvan mi vida, que yo la tuve acá, la tuve acá (se toca el vientre)!”.

“¿Quién está buscando a mi hija? ¿La Justicia la está buscando? Yo la estoy buscando”.

“Busquen, busquen, busquen, ése es mi objetivo. La tierra no traga gente, los marcianos no chupan gente. ¿Que se fue por sus propios medios? Tenía cinco pesos en el bolsillo cuando se fue. Busquen. Yo quiero a mi hija y punto”.

Clara, al hueso, como siempre. Así habló por primera vez en este juicio Susana Trimarco. Un contundente testimonio que dejó a las claras por qué la trata de personas proliferó y aún prolifera en el país. Denunció complicidades de todo tipo, todas institucionales, de las personas encargadas de velar por la seguridad, la transparencia, la justicia. Desnudó una vez más la impunidad con la que se mueve el crimen organizado, impunidad garantizada por bolsillos holgados. Sigue leyendo

Trimarco tildó de “atorrantes” a políticos, fiscales y policías

En la primera parte de su declaración, ayer la mujer emblema de la lucha contra la trata de personas no se guardó nada y contó su verdad / Hoy continúa con su extenso testimonio.

Por Juan Federico

La mujer coraje, emblema de la lucha contra la trata de mujeres, ayer dio un paso más en su incansable búsqueda para buscar a su hija María de los Ángeles Verón, “Marita”, secuestrada el 3 de abril de 2002. Susana Trimarco, la luchadora inclaudicable habló durante casi tres horas y medias, con la mirada firme, la voz adusta y el corazón hecho trizas.

“No lloro en público porque una vez, una víctima de trata que habíamos rescatado me dijo que no lo hiciera, porque cuando Medina (Irma, una de los 13 imputados) me veía por la televisión así se reía”, explicó en un tramo de su conmovedor testimonio que duró casi tres horas y media. Hoy, a las 8.30 Trimarco continuará testificando, habrá preguntas de todas las partes y se espera que declare también a la tarde.

“Mire que puedo estar hablando 10 días, porque todavía falta lo peor”, le respondió ayer cuando el presidente del Tribunal, Alberto César Piedrabuena, pidió ir a un cuarto intermedio de 20 minutos, a media mañana.

Hasta ahí, Trimarco durante más de una hora y media había realizado un pormenorizado relato desde que conoció a su marido Daniel Verón (falleció en 2010) hasta el día que desapareció “Marita”.

Cuando se reanudó la audiencia, la mujer mostró la otra parte de su historia. La que a la fuerza la convirtió en la peor astilla de los esclavizantes de mujeres.

-¿Tiene algún interés legítimo en esta causa?, le preguntó el Tribunal cuando le tomaron juramento.

-Sí -respondió con dureza-. Que aparezca mi hija, que la entreguen, que digan la verdad. Sigue leyendo

La madre de “Marita” Verón acusó complicidad del gobierno con las mafias

Por Juan Federico

“Así, chiquitita como soy, les voy a hacer frente. Esto no es un juego para ver quién gana y quién pierde, acá estamos para que aparezca ‘Marita'”. Con su contundencia habitual, hoy Susana Trimarco, la mujer emblema de la lucha contra la trata de mujeres, se sentó a declarar por primera vez en el juicio que se sigue en la sala penal de los Tribunales de San Miguel de Tucumán por la desaparición de su hija, ocurrida el 3 de abril de 2002.

Durante casi tres horas y media, Trimarco habló. Y dijo mucho. Comenzó desde que ella tenía 17 años y conoció a su esposo Daniel Verón (hoy fallecido). Se casaron cuatro años después y a los 12 meses llegó el primer hijo, Daniel Horacio. “Marita” no se hizo esperar. Nació al año, prematura, a los siete meses de gestación, por lo que tuvo que vivir su primera etapa en una incubadora.

Salió adelante. “Ella era muy inteligente, jamás se llevó una materia”, subrayó orgullosa su madre. Sigue leyendo

Las 13 coartadas de los acusados

Tras terminar la estapa de la acusación, quedó al descubierto cuál es la estrategia de cada uno de los imputados / Hoy, testimonio clave de Susana Trimarco

Por Juan Federico

Se trata de un trámite formal en todo juicio penal que se celebre en la República Argentina. Durante la primera audiencia, se lee la imputación que pesa sobre cada imputado y se le ofrece declarar a los acusados. En caso de no querer hacerlo, se lee lo que declaró durante la instrucción de la causa. Ayer, en la sala Penal de los tribunales de San Miguel de Tucumán se completó este trámite, iniciado hace una semana, y que terminó siendo una etapa fundamental en el histórico juicio por la desaparición de María de los Ángeles Verón, “Marita”.

Sólo tres de los 13 acusados optaron por hablar y contestar preguntas. El resto eligió quedarse callado, por lo que se leyó lo que declararon tiempo atrás. A partir de entonces, quedaron al descubierto las estrategias que cada uno asumirá durante este extenso juicio que promete no terminar antes de mayo. Sigue leyendo