Archivo de la categoría: Chile

“La prevención de las adicciones debe comenzar desde la niñez”

Francisca Florenzano Valdez, la exdirectora del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol de Chile apunta a la necesidad de destinar recursos para una política integral.

Por Juan Federico

“La prevención de las adicciones debe comenzar desde la niñez. Históricamente, estuvo enfocada en decir que no porque la droga es mala, pero lo que hay que buscar es formar al niño para la vida, para que pueda tomar decisiones más allá de la droga. Toda perspectiva tiene que enfocarse en formar a una persona que pueda ser responsable”.

Así comenzó a responder Francisca Florenzano Valdez, especialista en adicciones, quien estuvo de visita en Córdoba para participar de una conferencia organizada por la Fundación Córdoba Mejora.

Florenzano, quien es socióloga, tiene en sus espaldas una vasta trayectoria en políticas públicas para intentar contrarrestar el consumo problemático de sustancias. Durante toda la gestión del expresidente de Chile Sebastián Piñera, fue directora del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol. Sigue leyendo

Córdoba, clave en el mapa del tráfico de cocaína

¿Qué lugar ocupa la provincia en el engranaje nacional y trasnacional de la droga?. “Infierno blanco”, la causa que dejó al descubierto el circuito cordobés.

Por Juan Federico

“Infierno blanco”. El calor intenso del jueves 19 de noviembre de 2009 ponía en jaque el temple de los gendarmes. Camuflados, esperaban desde hacía días al camión Ford F 350 chapa XEL698 que llevaba un circuito zigzagueante. La investigación había comenzado mucho antes. Se trataba de la pista del “clan Ferrey­ra”, una de las familias salteñas sindicadas de manejar el tráfico de cocaína y pasta base desde Santa Cruz de la Sierra (Bolivia) hacia la Argentina.

Línea de la pesquisa que tenía a un cordobés de Capilla del Monte como un engranaje clave: el transportista. Se trataba de Alejandro Víctor Sarmiento, con otras investigaciones por narcotráfico sobre sus espaldas (en 2003 fue condenado por la Justicia Federal cordobesa).

El vuelo rasante de la avioneta clandestina, acostumbrada a despegar de noche, ya había pasado sobre una estancia ubicada en las afuera de Taco Pozo, Chaco, en un paraje desolado y de acceso enmarañado. El lugar no había 
sido elegido al azar: su prin­­cipal vía de comunicación es la ruta nacional 16, que se bifurca hacia el noroeste hasta la provincia de Salta, y al sudeste en dirección a Monte Quemado (Santiago del Estero) y Resistencia. Un punto clave para salir rápido de allí, con diferentes vías de escape. Sigue leyendo

Córdoba, nudo clave del tráfico a Chile

Otra vez, detectaron una banda que llevaba 100 kilos de marihuana paraguaya hacia el país trasandino. Hay cinco personas apresadas.

Por Juan Federico

“Corredor Verde”. Paraguay, Corrientes, Santiago del Estero, Córdoba, Mendoza y Chile. Luego, tal vez Europa. Esa es la ruta que durante 58 días los efectivos cordobeses de Lucha Contra el Narcotráfico dibujaron una y otra vez en un pizarrón en el que iban anotando todos los movimientos de la banda que investigaban.

Narcotraficantes paraguayos y argentinos fueron detenidos en las últimas horas cuando pretendían viajar por el país con cerca de 100 kilos de marihuana compactada, siguiendo la ruta que solían recorrer cada vez que traficaban, y que los investigadores ya han denominado “Corredor Verde”. Sigue leyendo

Tierra Amarilla, un pueblo con una mina debajo

Ubicado a unos 10 minutos de Copiapó, debajo de esta localidad se explota un yacimiento de nueve kilómetros. La dinamita sacude todos los días a los vecinos, que están rodeados de otros emprendimientos. El aire, viciado por los químicos, provoca enfermedades.

Por Juan Federico

Copiapó (Chile). Los platos y las tazas tiemblan, el té que los chilenos disfrutan todas las tardes hace pequeñas olas, pero Loreto Campbell sigue dialogando como si nada pasara, en el comedor de su casa de Tierra Amarilla, pueblo ubicado unos 10 minutos al este de Copiapó, en la zona del desierto de Atacama.

“Acá tiembla todo el tiempo, nosotros ya estamos acostumbrados, son las explosiones en las minas”, apunta la mujer, embarazada de siete meses, y que estuvo todos los días en la mina San José junto a las familias de los tres mineros del pueblo (Víctor Zamora, Jorge Galleguillos y Carlos Barrios) que sobrevivieron tras estar sepultados durante 69 días.

La mujer conoce de sobra este pueblo de unos nueve mil habitantes, una localidad de casas sencillas y coloridas, que combinan la madera, los ladrillos y mucha reja en sus ingresos. Allí, al igual que Copiapó, la gran mayoría de los vecinos es familiar de algún minero. Y no es una casualidad: Tierra Amarilla está rodeada de minas.

A dos cuadras de la casa de Loreto, ubicada en uno de los lugares más poblados, está el ingreso de la mina Minz Santo, de la empresa La Candelaria, un impresionante emprendimiento de extracción subterránea (similar a la mina en la que quedaron atrapados los 33 mineros) que tiene una particularidad: los obreros perforan y extraen rocas en enormes túneles abiertos debajo del pueblo. Sí, a 500 metros de profundidad de Tierra Amarilla a toda hora hay un ejército de mineros extrayendo cobre, material que representa más del 50 por ciento de las exportaciones de Chile. Sigue leyendo

El héroe anónimo del histórico rescate, al que nadie reconoce

Por Juan Federico

Aunque de los 33 mineros son muchos los que han optado por el vértigo de la fama, otros, como el ex futbolista Franklin Lobos, eligieron recluirse en la tranquilidad de la familia. Franklin habló pocas veces con la prensa –nunca cobró– y sólo para poner en claro que lo que había ocurrido se trataba de un “accidente laboral” y no una historia de héroes.

Pero en el rescate hubo otras personas, fundamentales en el proceso, que ni siquiera pudieron elegir si hablaban o no con los medios, relegados por la historia. Uno de ellos es Nelson Flores (38), un personaje clave y aún anónimo de esta gesta. La Voz del Interior fue el primer medio en hablar con él, en su humilde y prolija casa de Tierra Amarilla, comuna ubicada en las afueras de Copiapó.

Flores no disimuló estar dolido. Ni el gobierno chileno, ni los mineros rescatados se acordaron de él en el frenesí tras el operativo rescate “San Lorenzo”. Y eso que tuvo mucho que ver para que hoy los 33 se codeen con la fama. Sigue leyendo

Del infierno a las 4 X 4

Tras el histórico rescate de los 33 mineros que estuvieron enterrados durante 69 días, sus vidas han dado un giro de 180 grados. Pasan sus días entre viajes, entrevistas, concesionarias y peleas.

Por Juan Federico

“Ahora mi vida es diferente a la que tenía el 5 de agosto; viajamos mucho, he visitado Estados Unidos, Alemania y Suecia, hay pedidos de entrevistas, la gente nos saluda en la calle, son tantas las cosas que nos están sucediendo… antes éramos seres humanos comunes, pero la vida nos dio una mano y ahora somos reconocidos como famosos; es espectacular que la gente nos reciba, nos tienen en las nubes”.

Para Mario Gómez (65), el más veterano del grupo de los 33 mineros que este año conmovieron al mundo tras permanecer 69 días atrapados a más de 700 metros de profundidad en la mina San José, del desierto de Atacama, lo que vino después del rescate que culminó el miércoles 13 de octubre parece un sueño.

Los protagonistas de la historia más impactante de 2010 gozan de otra vida, inversa a la que llevaban cuando la tierra se los tragó. “Acá los vemos a cada rato”, apuntó Nelson, un empleado del aeropuerto de Copiapó. La mayoría de los 33 no ha parado de andar entre aviones y de enfrentar cámaras de televisión.

En los próximos días, tienen invitaciones para ir a España a presenciar un partido de fútbol del Club Barcelona; luego, otro match en Inglaterra, del Manchester United, y el 25 de este mes los esperan en Tierra Santa, Israel, aunque los mineros están revisando sus agendas para ver si van a poder estar en todos los compromisos. Sigue leyendo

Testigos privilegiados de la Historia

Por Juan Federico

Fueron días de un ritmo vertiginoso. El Campamento Esperanza, un monumento a la solidaridad, fue nuestro hogar durante estas jornadas cargadas de emociones, dramatismo y de una alegría difícil pocas veces vista. Cuando llegamos el sábado 9, ya todo había cambiado. La fisonomía y el clima del Esperanza no eran los mismos de un mes atrás cuando junto al fotógrafo Darío Galiano llegamos lo visitamos por primera vez. Sigue leyendo